Páginas vistas en total

martes, 22 de julio de 2008

Experiencia real con la OUIJA...

Mi nombre es Carlos esta historia me ocurrió hará ya unos diez años. Yo tenía por aquel entonces dieciséis.
Un día una amiga me enseñó cómo funcionaba la Ouija y cómo fabricar una. Algo muy normal a esa edad, casi todo el mundo tiene un contacto más o menos serio con el espiritismo en la adolescencia.
En cuestión de una semana estábamos entre cinco y ocho horas diarias jugando a la Ouija. Estábamos tan fascinados con el espiritismo que hasta formamos un club y a veces permitíamos que otros estuvieran presentes mientras nos sentábamos alrededor del tablero. Tuvimos innumerables contactos que dieron pie a muchísimos sucesos extraños, fuimos perdiendo el miedo y cada día queríamos sentir emociones más fuertes.
Un día que nunca podré olvidar, se nos ocurrió invocar a un espíritu del mal y pedirle que entrara en el cuerpo de uno de nosotros.
Todos nos pusimos de acuerdo en hacerlo, pero nadie se atrevía a ser el poseído. Al final, contra todo pronóstico, Jorge un amigo de La Pastora, el más joven del grupo, se ofreció como voluntario y empezamos con el ritual.
Todos agarrados de la mano, sentados alrededor del tablero, cerramos los ojos e imaginamos una imagen del mal…..un molino dando vueltas, con Jesucristo crucificado en las aspas que entraban una y otra vez en un río de sangre. El puntero comenzó a moverse…la excitación al hacer la pregunta "¿hay alguien ahí?" era enorme, me costaba mantener mis manos sobre el instrumento. De pronto se movió en forma de ocho, o de infinito, una y otra vez, cada vez más rápido, más rápido. Yo, muy alterado, le pregunté: “¿Quién eres?”

Habíamos invocado un espíritu del mal y ahora el puntero se movía frenéticamente en forma de un número 8, o símbolo de infinito….pregunté de nuevo: ¿Quién eres? Y deletreó: “No me trajiste aquí para saber mi nombre”
Y le dije: - ¿Vas a entrar en el cuerpo de Jorge?
El dijo: "unan sus manos y lo haré".
Entonces dejamos el puntero y unimos nuestras manos, todos visiblemente nerviosos fijamos la vista en Jorge esperando alguna reacción…él nos miraba con cara de pánico, pero ya no había vuelta atrás.
Pusimos nuevamente las manos en el puntero a la vez que alguien decía - ¿Sigues ahí? Nuevamente siguió haciendo ochos.
Roberto sugirió que todos juntos de la mano deberíamos ordenarle "entra en él", repetidas veces mientras jorge debía decir, "entra en mí", . Todos estuvimos de acuerdo porque el espíritu seguía empeñado en hacer ochos y no nos daba ninguna información por más que le interrogamos.
"Entra en mí, entra en mí", repetía Jorge una y otra vez con un tono un poco más alto que el nuestro. Luego, empezamos a sentir cómo Jorge nos apretaba la mano con más y más fuerza, hasta hacernos daño, aunque era flaco y débil No podíamos creer lo que estábamos viendo, Jorge nos sonreía pero con una expresión que no era suya, tenía la cara deforme, rara, diferente, no sé, no era él.
Me levanté del suelo gritando y me fui corriendo. Luis y Gustavo salieron detrás de mí, sólo Roberto se quedó con Jorge. Mientras corríamos escuchábamos gritos, insultos y unas carcajadas de terror que en ningún caso podían salir de mi amigo de catorce años.
Pasado un buen rato, nos armamos de valor y volvimos al lugar. Roberto estaba con Jorge hablando y con su expresión normal. Le preguntamos por lo sucedido y respondieron que no se acordaban de nada. Esa noche Roberto, que era el que mayor nos acompañó uno a uno a todos a nuestras casas. No nos atrevíamos ni a andar solos.
Cuando llegué a mi casa estaba horrorizado, negándome a mí mismo lo sucedido. No tenía hambre, ni sueño, sólo muchas ganas de que se hiciera de día para salir a la calle y ver el sol. Traté de dormir, me acosté en la cama y me empecé a marear, empecé a rezar y volteé a ver un crucifijo que tenía en el cuarto y estaba boca abajo.
De pronto, las sábanas me empezaron a quemar, se ponían calientes, más y más calientes, yo pensaba que era paranoia, pero me quemaban. Ya no sabía qué hacer, estaba a punto de llorar.
Por puro instinto me levanté y me fui a la sala dejando todas las luces encendidas y me puse a ver televisión intentando no pensar en nada. Mi abuela se despertó y me preguntó qué hacía a esas horas despierto, pero preferí no contarle la historia, simplemente me mantuve en vela hasta que amaneció.
Quedé muy afectado, en la mañana le conté la experiencia a mis padres y me llevaron a hablar con un sacerdote que me quitó el miedo del cuerpo y la obsesión con el tema, asegurándome que Jesús me quería y no dejaría que me pasara nada malo.
Lo más espeluznante de mi relato es que al día siguiente, me enteré que aquella noche todos los que participamos en el juego de la ouija tuvimos experiencias paranormales y desgarradoras que incluían muerte y la pérdida de la razón.
Jorge, el amigo que se prestó como médium perdió la cordura y anda deambulando por las calles de Caracas. Gustavo y su familia, fallecieron al cabo de un mes con la casa incendiada presuntamente por el descuido de una vela encendida por su madre… pero yo se que no fue así…. yo sentí ese mismo calor en mis sábanas aquella noche.
Estoy convencido de que el único fin de la Ouija es hacer contactos diabólicos y llevarse almas para estar a la disposición de fuerzas oscuras.

CARLOS SANCHEZ - CARACAS

2 comentarios:

FLOR dijo...

amm pues la verdad estubo muy espantoso ami en realidad meda mucho miedo eso, ya que ami no me paso eso pero si a mirado a espiritus por ejemplo ami abuelo nunk lo conoci solo atravez de fotos y pues en casa de mi abue un dia de vacaciones mi abuelo que en paz descanse me hablaba queria que fuera con el nose en cerdad que queria decirme o nose en realidad que era lo que queria pero ami me daba mucho terror mientras debajo delas sabanas yo le decia que no que no iva air con el, mi cuerpo sudaba como si estubiera lloviendo y el agua me callera en mi ropa mis amanos tiesas de miedo ese dia nunk seme va a olvidar no era la unika que la avia mirado mi hermana tambien lo miro pero bueno. es uan buena experiencia para la persona del relato solo espero que sea sierto y no lo ayan inventado bueno me despido desde tijuana muchos saludos bye

duviel manso dijo...

bueno de seguro todos hemos visto algunas de las 3 partes de "witchboard" traducida como juego diabólico o la de la ouija, la cosa es que el tablero existe 45 años antes de cristo y que la Parker trade mark de juegos de mesa la patentizó como juego en 1966 (número feo si volteamos el 9), también fue un año donde anton zsandor la vey escibrió libros satánicos, luego una investigación con ojos tapados demostró que no se dice ni una sola palabra coherente, portanto se necesita el contacto visial y actua sobre lo físico más que lo metafísico..contaré la única historia real que conosco.
unos chicos en cuba, santa clara prov de villa clara secundaria osvaldo herrera tratan de conseguir una y al no lograrlo la imprimen en una hoja como algo normal y tallaron en madera un corazón con un circulo en medio como puntero. lo llevaron a una escuela en el campo y pegaron la hoja en una tabla, una noche que se prestaba para eso sin corriente, a luz de velas en el campo llamado "campamento raul suarez" en "Manacas", invitaron a unas chicas a la sesión, era en octubre dia de haslloween pero en cuba no se celebra eso de igual forma uno de ellos (delvis) rememoró que en esa fecha en otros paises se celebraba, yo apenas escuchaba desde mi mosquitero porque daba miedo mirar.
comienzan la sesión, gritán se rien gozan por momentos,,,y por momentos también quería estar yo presente pero no me atreví. el resultado de todo fue...
que los dos chicos y las 6 chicas terminaron en una especie de orgía donde todos se follaron entre si...pero ahí no para la historia. al otro dia ellos contaron que habían montado eso a modo de broma con el objetivo de ligar chicas pero la cosa tomó un giro que ellos nunca se lo imaginaron, por que no recordaron nada de lo que hicieron y algunos lograron ver (espantados) un espectáculo de éxtasis, fornicación, sodomía, orgías, chillidos como animales...
bien, existen historias de asesinatos y locuras relacionados a la ouija pero que tal esta (aunque la comenzaron como broma ni los chicos ni las chicas eran homosexuales como para llegar a tales extremos)...acaso no es el mal también causante de pecados sexuales, fornicación etc..saquen sus conclusiones